Gestión del SCRAP en tu planta con QMS: Más allá del Papel y Excel

La gestión de la calidad es un aspecto crítico en cualquier planta de producción y por este motivo proponemos gestión del SCRAP en tu planta con QMS: mas allá del papel y Excel. En un mundo cada vez más competitivo y orientado hacia la excelencia operativa, controlar y reducir el desperdicio o SCRAP se ha convertido en una prioridad para las empresas. Recientemente, lanzamos una encuesta en LinkedIn para comprender cómo las plantas están gestionando el SCRAP y los resultados fueron reveladores.

Resultados de la Encuesta

Preguntamos a los profesionales de la industria cómo gestionan el SCRAP en sus plantas y cómo revisan los resultados diarios. Estos son los porcentajes de las respuestas:

  • No Controlamos (20%): Sorprendentemente, un 20% admitió que no tienen un sistema de gestión de SCRAP en su planta. Esta falta de control puede llevar a pérdidas significativas y reducir la eficiencia operativa. Está claro que si no disponemos de la información no vemos lo que nos cuesta y como decía Deming, lo que no se mide no se puede mejorar…. ni nos deja en evidencia.
  • Mediante Papel (8%): Un 8% aún confía en métodos tradicionales y utiliza documentación en papel para gestionar el SCRAP. Aunque es una mejora con respecto a no tener ningún control, esta metodología puede ser ineficiente y propensa a errores. Sólo nos permite hacer análisis forense cuando ha pasado algo, sin garantías de que la información sea veraz ni de calidad.
  • Mediante Excel (49%): La mayoría de los encuestados, el 49%, utiliza hojas de cálculo de Excel para llevar un registro de su SCRAP. Aunque es un paso adelante en términos de organización, el uso de Excel a veces se denomina «papel 2.0» debido a sus limitaciones en la colaboración, la automatización y la generación de informes en tiempo real. Los datos en excel no generan conocimiento, no ofrecen trazabilidad por que no sabemos quien los ha introducido ni cuando, o si han sido modificados posteriormente, y nos suponen muchas horas para ser tratados manualmente si queremos sacar gráficos o consolidarlos con otras fuentes de datos.
  • Mediante QMS (23%): Finalmente, el 23% de los participantes emplea un Sistema de Gestión de la Calidad (QMS, por sus siglas en inglés) para gestionar su SCRAP. Estos sistemas ofrecen una solución integral que abarca desde la recopilación de datos hasta el análisis en tiempo real, lo que permite tomar decisiones informadas de manera más rápida y efectiva.
resultados de la encuesta sobre gestión del SCRAP: QMS, papel, excel o sin control alguno
resultados de la encuesta sobre gestión del SCRAP

Recomendaciones para Empresas que no Utilizan un QMS

Para las empresas que se encuentran en el 77% que no utiliza un QMS para gestionar su SCRAP, aquí hay algunas recomendaciones:

  1. Adoptar una Solución Digital: La transición a un sistema de gestión de calidad digital, como un QMS, puede ser una inversión clave para mejorar la eficiencia y reducir el SCRAP. Estos sistemas permiten la automatización de procesos, la recopilación de datos en tiempo real y la generación de informes precisos.
  2. Capacitación del Personal: La capacitación adecuada es esencial cuando se implementa una nueva solución. Asegúrese de que su personal esté familiarizado con el nuevo sistema y pueda utilizarlo de manera efectiva.
  3. Medición y Análisis Constantes: Utilice el nuevo sistema para realizar un seguimiento constante de su SCRAP y para analizar las tendencias. Esto le permitirá identificar áreas problemáticas y tomar medidas proactivas.
  4. Mejora Continua: Un QMS no es una solución estática. Debe estar abierto a la mejora continua y la optimización de sus procesos a medida que su planta evoluciona.

En resumen, a la respuesta de nuestro título «Gestión del SCRAP en tu planta con QMS: Más allá del Papel y Excel», la gestión eficaz del SCRAP es esencial para mantener la calidad del producto y la eficiencia operativa. Mientras que muchos aún confían en métodos tradicionales como el papel y Excel, la implementación de un QMS ofrece una solución más avanzada y eficiente para abordar este desafío. Para las empresas que aún no han dado el salto, es el momento de considerar seriamente la digitalización de sus procesos de gestión de calidad. No es un tema de costes, por que hay soluciones SaaS como www.kapture.io muy económicas, que no requieren inversión inicial, y tienen un retorno rápido visible en apenas unas pocas semanas.

Es un tema de gestión del cambio, de cultura de empresa, de atreverse a dar el paso. Nos perdemos en hacer planes estratégicos de digitalización global (que también son necesarios, pero no nos podemos quedar solo aquí). Nos perdemos en pedir informes sobre las mejores soluciones, y en ver demos de todas estas soluciones. Finalmente caemos en la «Parálisis por análisis«. Esto es lo peor que nos puede pasar por que a efectos prácticos no terminamos haciendo nada y los problemas e ineficiencias persisten en la organización. Hay que tener en cuenta que la digitalización es un plato que hay que trocear e ir comiendo lentamente por pedacitos, buscando en «quick-win» que nos permita ir avanzando en el camino, mostrando resultados que animen al resto de la organización a seguir la senda. Es un trabajo de hormigas pero mas rápido de recorrer de lo que aparenta..

kapture

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 4 =

Scroll al inicio