Yo trabajé con Phileas Fogg en Calidad Proveedores

Hoy resulta difícil de creer, pero durante años todas las semanas tenía que ir de viaje por Europa a visitar proveedores. En el departamento de Calidad Proveedores – SQA habíamos recorrido todos los destinos necesarios para poder dar la vuelta al mundo: México, Argentina, Marruecos, Turquía, Rusia, India, China, Tailandia, Japón.

Así que si Phileas Fogg, el famoso personaje de Jules Verne, hubiese trabajado como SQA en automoción, el famoso viajecito se podría haber titulado “La vuelta al Mundo en 80 proveedores”. Porque cada vez que aparecía un problema del tipo que fuera, la solución era siempre la misma – mandar a alguien  urgentemente a casa del proveedor.

Yo diría que esta costumbre nace de una vieja mentalidad basada en la cultura presencial, cuyo exponente era la máxima:

“EL MEJOR TRABAJADOR ES EL ÚLTIMO QUE SE VA DE LA OFICINA”

Además, por alguna extraña razón, la mayoría de proveedores están instalados en lugares tan poco atractivos como Birmingham, Pitesti o Tánger. Desde aquí quiero plantear una iniciativa para instalar parques de proveedores en lugares industrialmente interesantes, como por ejemplo las Islas Maldivas. Aquí dejo mi propuesta.

Es evidente que visitar al proveedor en situaciones de crisis te asegura dos cosas:

  • Primero – Recibir información fidedigna y de primera mano
  • Segundo – Tener la atención del proveedor, como mínimo hasta que sales por la puerta

Estas dos necesidades no hablan bien del tipo de proveedor al que hay que rendir una visita. Si un proveedor no trata bien a su cliente durante una crisis, probablemente no debería ser proveedor. Otra manera de verlo sería plantearnos qué debe hacer un buen proveedor para asegurar dar la información y el servicio adecuado, de tal manera que el cliente no sienta la necesidad de visitarle cada dos por tres.

Realmente a día de hoy, en el mundo de la Digitalización y el Teletrabajo ¿Es necesario tener a un equipo dedicado a visitar a los proveedores?  ¿Hace falta viajar varios días y miles de kilómetros para repasar una lista de defectos? ¿O esta es una de esas profesiones que en el futuro realizarán robots?

Como Director de Calidad de Piezas he reducido drásticamente mi ritmo viajero y ya sólo viajo en ocasiones. Uno de mis últimos viajes fue a Tailandia para negociar el protocolo de trabajo del nuevo proyecto. Preparé con esmero la agenda, un borrador del protocolo y el plan de muros de calidad. Había propuesto negociar todo esto con los directores del proveedor, pero no había conseguido que me confirmaran la agenda.

Al llegar a la Planta mi sorpresa fue que el Vicepresidente de Operaciones me invitó a cenar y a tomar unas cervezas.  Cuando intenté comentarle el protocolo del proyecto me  dijo: «Hoy hemos venido a cenar, no a hablar de trabajo” “Entonces espero poder hablar mañana con los directores”. Al día siguiente tenía a todo el equipo a mi disposición y acabamos firmando un buen acuerdo.

Es INDISPENSABLE establecer una buena comunicación con el proveedor y una relación de confianza, muy difícil de establecer sin un conocimiento cara a cara. Por tanto lo mejor es realizar una primera visita con una agenda exhaustiva, donde establezcamos el plan de trabajo y seguimiento para el resto del proyecto.

Por tanto en mi opinión SOLO debemos visitar a un proveedor cuando realmente aporte valor.  Todas las otras interacciones como por ejemplo seguir el cronograma del proyecto, deberían realizarse de forma telemática.

¿Cómo me imagino por tanto el futuro del ingeniero de Calidad Proveedores o SQA 4.0? ¿Qué actividades requieren ir a casa del proveedor y cuáles no?

Dejo aquí algunas ideas (y los links a algunos artículos)

Por tanto, el resto de actividades conjuntas deberían estar basadas en interacciones telemáticas:

La inteligencia artificial nos ofrece un enorme recorrido para eliminar todas las actividades repetitivas y mediante la predicción podemos evitar entrar en situaciones de conflicto. El SQA debe superar las tareas rutinarias y focalizar al ingeniero en aquellos aspectos en los que su experiencia y conocimientos del negocio den auténtico valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + uno =

Ir arriba