Deja de tirar dinero con los costes de No-Calidad

Seguirías invirtiendo dinero en un producto obsoleto, que ya no tiene aceptación en el mercado, o en unas instalaciones que no te permiten ser competitivo por que a simple vista ya se ven obsoletas? Evidentemente que NO!!!! La evidencia es tan grande y clara que no lo podemos aceptar. Si lo aceptásemos, cualquiera nos preguntaría si estamos locos… y quedaríamos en evidencia: ¡¡¡ Deja de tirar dinero !!!! Pero con los costes «ocultos» de NO-Calidad no sucede lo mismo. Como no son tan visibles ni evidentes, somos excesivamente permisibles y los mantenemos. ¡¡¡ Deja de tirar dinero con los costes de No-Calidad !!!

Habitualmente no disponemos de tiempo para dedicar a las tareas de mejora de procesos por que las urgencias se nos comen el día a día. En ocasiones por que es mas fácil mantenerse en la zona de confort, en otras ocasiones por que requieren cierta inversión, o por que es necesario una gestión del cambio que nunca resulta cómoda, pero en definitiva siempre encontramos algún argumento para justificar la demora de las acciones de mejora que evitarían estos costes de NO-Calidad. De este modo las tareas de retrabajos, desperdicios que no pueden ser utilizados o productos defectuosos que acaban llegando al cliente, se mantienen constantemente y equivalen a tirar dinero en cantidades ingentes. De forma global, se prevé que los costes de No-calidad pueden rondar el 10% de los costes totales de la industria. Este dato puede oscilar mucho en función del sector industrial o de la propia empresa.

Lo ideal es aplicar metodologías como APQP o los Core Tools, desde el lanzamiento de nuevos productos, pensando bien cuales serán los procesos productivos para optimizarlos y evitar ineficiencias, pero también podemos mejorar los procesos existentes mediante mejora continua.

Si aplicamos nuevas tecnologías es importante conocer y tener en cuenta sus barreras de implementación, y en prevención, aplicar buenas prácticas de gestión para intentar minimizarlas. Esto nos ayudará a tener menos ineficiencias y menos costes de NO-calidad.

Siempre recomendamos empezar a digitalizar los procesos de control y recoger todos los datos posibles. Seguidamente, con estos datos recogidos podremos evidenciar que parte se ha realizado sobre lo planificado y lo más importante: Que parte se ha dejado de realizar !!!!! Si adicionalmente convertimos estos datos en «Costes de NO-Calidad», los agregamos  y los ordenamos en gráficos muy visibles, tendremos una buena parte del recorrido realizado. A partir de este momento es mucho más fácil tomar decisiones y hacer que las personas responsables de los procesos se involucren más en la mejora de éstos. Como dijo el físico y matemático William Thomson: “Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre”.

Para digitalizar la Calidad, que es más fácil de lo que te piensas, puedes utilizar la plataforma Kapture.io. Y para aprender cómo se utiliza te recomendamos su Kapture Academy. En pocas horas verás los resultados de la Calidad 4.0. No se trata únicamente de digitalizar los procesos, adquiriendo tecnología y aplicándola al proceso que ya tenemos, por que de este modo estamos informatizando las ineficiencias. Se trata de mejorar algunos procesos a la vez que los digitalizamos. Consíguelo registrándote en Kapture.io y subiéndote a la Calidad 4.0

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =

Ir arriba